Pruebas de paternidad para hacer en el hogar

Por todo el mundo son conocidas las pruebas de paternidad que se realizan acudiendo directamente a un laboratorio, pero hay que saber que el ADN prueba de paternidad también se puede llevar a cabo desde el hogar. Hay que saber que del 100% de hombres que tienen dudas de su paternidad, un 25% de ellos tienen razones para haber dudado. Es decir, que 1 de cada 4 hombres que se realizan la prueba no son padres biológicos del niño.

Por esta razón es cada vez más frecuente que los hombres se realizen test de paternidad para corroborar si realmente son padres biológicos y apartar de su mente las dudas que les surgen sobre sus supuestos hijos. Muchas son las razones que pueden llevar a un hombre a tener dudas de su paternidad, como infidelidad, un divorcio en el que esté en juego la pensión alimenticia del menor, y sobre todo la desconfianza en la pareja.

Muchos son los laboratorios que permiten a estos padres que la prueba se lleve a cabo desde la intimidad y tranquilidad de su hogar, y sin duda alguna las pruebas de paternidad caseras también son eficaces y fiables en todos los sentidos. En la actualidad existen laboratorios que además de vender sus productos de pruebas de ADN en farmacias donde se pueden comprar, también pueden enviar a tu hogar sus kits para realizar la prueba de paternidad con todos los elementos necesarios para ello.

2013-06-21 12 18 26

Es importante tomar un muestra tanto del padre como del menor y seguir al pie de la letras las instrucciones que indican los kits, guardar las muestras en un sobre y enviarlas al laboratorio correspondiente para que pueda realizar la prueba y de este modo corroborar o no la paternidad del menor.

En estos casos los resultados pueden ser notificados por varias vías, a través de correo ordinario o electrónico, o bien mediante Internet accediendo con una clave personal. Los precios para la realización de la prueba pueden variar dependiendo del laboratorio al que se acuda, así como las personas que estén implicadas en la prueba (padre e hijo, padre, madre e hijo, padre y dos hijos).

Piscinas desmontables en el interior del hogar

En principio, las piscinas desmontables se han hecho para ser ubicadas en el exterior, en un jardín o terreno adecuado para ello, pero ¿quién dice que no puedan ponerse en el interior del hogar? Si se posee una estancia o espacio en el interior de la vivienda apta para su instalación no hay problema alguno en montar una de las piscinas desmontables en el interior.

Evidentemente, de todos los modelos que hay en el mercado, el más adecuado para situar en el interior del hogar son las piscinas de madera, ya que  este tipo de piscinas cuentan con un diseño realmente estético tanto para exterior como para interior. En la actualidad, las piscinas de madera se han convertido en las piscinas de gama alta dentro del mundo de las piscinas desmontables. Pueden estar fabricadas únicamente por madera o bien por madera recubierta de una chapa de acero.

2013-05-29 14 58 17

Es obvio que para instalar una piscina dentro del hogar hay que tener en cuenta una serie de consideraciones, como por ejemplo que se trata de una vivienda baja, es decir, que no se trate de un piso, ático, etc., ya que el peso de estas piscinas cargadas de agua y con personas dentro puede ser muy elevado y provocar accidentes si se ubican en zonas no recomendadas. Casas bajas, chalets, casas rurales, casas adosadas, y todo este tipo de viviendas, pueden llevar instalada en su interior las piscinas desmontables de madera sin problema, en cambio en pisos comunes, áticos, terrazas, etc., no son aconsejables para su instalación.

Contar con una piscina desmontable ubicada en el interior del hogar tiene varias ventajas para el consumidor, como por ejemplo la posibilidad de disfrutar plácidamente durante todo el año de la piscina, sin problema alguno, llueva, nieve o haga sol en el exterior. Además, también hay que tener en cuenta la mayor conservación de los materiales de la piscina, que será ideal al estar completamente resguardados y no encontrarse expuestos a las inclemencias del tiempo (rayos solares, lluvias, etc. que puedan producirse).