Comida para gatitos: nutritivo pollo en cuadritos desde que son bebés

Los seres humanos tienden a realizar un sinnúmero de actividades por simple placer y diversión, jugar en Internet, practicar deportes tradicionales y extremos y tener mascotas sin otro propósito que disfrutar de la compañía que ofrecen. Como lo demuestran los pasillos de supermercado llenos de comida para gatitos, perros, aves y roedores.

Y la subespecie más pequeña de la familia de los felinos, tiene un firme segundo lugar en la lista de los animales de gran popularidad para vivir con la gente, superados únicamente por los caninos y esto por apenas un pequeño margen. La razón es que resultan elegantes, graciosos, aseados y si se los deja partir de cacería, pueden sobrevivir capturando su propio alimento.

La alimentación, por cierto, deber ser de estricto origen carnívoro, ya que es allí donde se hallan presentes las vitaminas A, D, D3 y taurina, compuestos esenciales que no tienen la capacidad de producir por sí mismos. Además, el sistema digestivo gatuno es demasiado corto para digerir efectivamente las fibras vegetales y más aún cuando son aún unos bebés.

No obstante, con los peligros de las ciudades, es poco recomendable dejarlos salir a la calle, no solo por los accidentes y maltratos que pudieran sufrir, sino porque las palomas y ratas urbanas son transmisoras de enfermedades u otras personas podrían atraparlos.

Una buena opción sería prepararles con regularidad carne fresca, preferiblemente de pollo, cuyos nutrientes se acercan bastante bien a los de sus presas normales. Pero, hay una alternativa que les ofrece excelente calidad de vida, comprarles piensos libres de colorantes y saborizantes artificiales y enriquecidos con las vitaminas y minerales que requieren en la dieta.

Sencillos de guardar y distribuir, vienen en muchas diferentes versiones para todas las etapas, desde gaticos en crecimiento y extremadamente enérgicos, hasta adultos que se entretienen durmiendo con profunda paz. La dificultad es elegir lo que mejor se adapte al presupuesto y a las necesidades de la amada mascota.

Deja un comentario