Ignifugación de textiles: cada segundo cuenta

ignifugacion de textiles

La ignifugación de textiles es una técnica sumamente importante para retardar la acción destructora de un incendio, por lo tanto, se ha convertido en una excelente manera de prevenir daños para muchos locales y restaurantes. Por ejemplo, las alfombras, manteles y cortinas, tienden a consumirse rápidamente cuando todo comienza a arder.

No se trata de eliminar las propiedades de estos materiales que los hacen inflamables, el efecto está orientado más bien a mejorar su reacción al entrar en contacto con el fuego retardando la propagación de las llamas y, por tanto, dando mayor oportunidad para evacuaciones o actividades de salvamento de parte de los bomberos.

Sin embargo, los efectos de la ignifugación tienden a bajar con el paso del tiempo, por lo que será necesario estar atentos a una nueva aplicación, para así mantener en excelente estado el efecto químico del material sobre la superficie involucrada.

Imagina un local lleno de clientes pasando el rato sin preocuparse de nada, pero, a pesar de que los protocolos de prevención son debidamente practicados por todos los miembros de tu equipo, un error humano puede echarlo a perder, es allí donde los mecanismos de extinción y control de emergencias entran en juego, haciendo que cada segundo cuente.

Si no conocías sobre este tipo de tratamiento para los textiles de tu negocio, es probable que te hayas quebrado la cabeza pensando qué más hacer para lograr mayores niveles de seguridad en tu local. Afortunadamente, la solución que te propongo en este artículo está a tu alcance y su valor en caso de emergencia es incalculable.

Como es lógico, hay que procurar especialistas que pertenezcan a empresas reconocidas y que garanticen un resultado impecable, que no dañe la superficie involucrada al tiempo que la haga más resistente al calor y sus efectos adversos.

Por otra parte, recordemos que todos los mecanismos de prevención y protocolos de emergencia que hayamos implementado no sirven de nada si el personal que se encuentra trabajando con nosotros no está debidamente formado para actuar correctamente en cada caso, la mayoría de los accidentes son producto de errores humanos y es lo que debemos evitar.